sábado, 16 de febrero de 2008

Hola Vecina!


Mi vida vecinal se estaba convirtiendo en una horrible monotonía… desde que recogimos firmas para deshacernos de la Vieja Coño e’ madre ella había mantenido un bajo perfil y a mi en realidad no me gusta hacer leña del árbol caído, de modo que no me metía con ella (casi), pero ella omitió su rabo de paja al ser sospechosa de malversación de fondos cuando hace poco no me dejo montarme en el ascensor porque simplemente no le dio la gana... así que me di cuenta de que ¡al enemigo ni agua! De modo que decidí abrir nuevamente las hostilidades…

Debido a mi matrimonio es necesario hacer ciertas remodelaciones en el apartamento, entre ellas esta la cocina, puede que una mujer nunca entre a la cocina, pero siempre querrá verla como la cocina de sus sueños, así que la primera remodelación será la de esa estancia de mi apartamento, y en vista de que soy hombre ocupado y entre semana no tengo tiempo para estar demoliendo paredes decidí hacerlo un sábado, previamente había hablado con la conserje sobre los horarios permitidos para realizar estos trabajos (lun a vie de 8AM a 12 M y de 2 PM a 5 PM y Sábados de 9 AM a 12 M ) de modo que para que mi remodelación tuviera el efecto esperado tuve que ponerme creativo he aquí los pasos de ejecución de la operación “NO VAS A DESCANSAR VIEJA COÑO E’ MADRE”

  • El viernes anterior mande a cerrar la llave de paso de agua en la noche diciendo que había descubierto una filtración y que el albañil vendría al día siguiente a resolverla.
  • La misma noche del viernes me dedique a sacar las ollas, platos, vaso y todo lo de la cocina para poder comenzar a trabajar apenas llegara el albañil.
  • El día sábado me levante a esperar a que llegara el albañil y ya que se hacia tarde comencé a trabajar sin el, eran las 7 AM
  • A las 7:30 subió la Vieja Coño e’ madre a quejarse del ruido, no abrí la puerta y seguí trabajando
  • Después de ½ Hr. De dejarla esperando en el pasillo abrí la puerta y le dije que no la escuchaba porque el ruido no me dejaba escuchar el timbre le explique lo de la “filtración” y le asegure que faltaba poco para terminar de romper paredes
  • A medio día ella volvió a subir a quejarse de que le había dicho que faltaba poco y ya eran las 12 y ella no podía ni siquiera cocinar del dolor de cabeza que tenia, le prometí parar porque iba a salir a almorzar
  • Al llegar el delivery de pizzas paramos 10 minutos para comer y continuamos trabajando.
  • Ese día trabajamos hasta las 5 PM y solo hicimos la mitad del trabajo.

El día domingo comencé a trabajar nuevamente a las 7 AM, a los 10 minutos subió ella a quejarse nuevamente, le dije que tenia una filtración arrechisima y que necesitaba solucionarla, que debía comprender porque si no la solucionaba a la final su propio apartamento se vería afectado, de modo que no podía dejar de trabajar y que solo lo haría hasta medio día

Ya a las 2 de la tarde del domingo sus nervios estaban tan destrozados que salio del edificio y no regreso hasta la noche.

Al regresar se encontró con mis papeles pegados en los ascensores donde la increpaba de manera anónima a entregar las cuentas del dinero faltante durante su gestión en la junta de condominio, estoy seguro de que eso la hizo sentir importante al regresar después de un fin de semana de dolor de cabeza….

Las remodelaciones continuan, de modo que te quedan dias sin dormir....

1 comentario:

Mariale divagando dijo...

Eso es lo que se llama una guerra contra la vieja!

jajajajajaja